¿Qué tener en cuenta al comprar una persiana de aluminio?Blog sobre decoración y tendencias para el hogar

¿Qué tener en cuenta al comprar una persiana de aluminio?

Las persianas tienen una gran importancia para el bienestar de los habitantes de una vivienda. Son de esos elementos que no se suelen valorar cuando están, pero que solemos echar en falta en el caso de que no estén. Nos permiten controlar la entrada de luz y otorgan una mayor privacidad a nuestra vivienda.

En el mercado se puede encontrar una gran variedad de modelos y materiales que cumplen funciones similares, pero en este artículo explicaremos las claves a tener en cuenta para elegir persianas de aluminio. Es la mejor opción que podemos encontrar y ofrece las mejores prestaciones que otros materiales.

El aluminio, el mejor material para las persianas.

Si apostamos por el aluminio como material principal, tendremos un plus en aislamiento, la seguridad y el mantenimiento. Pasa por delante de aquellas de PVC y de madera. También ayudan a aislar acústicamente de los ruidos del exterior y su limpieza es muy sencilla, un simple repaso superficial será suficiente.

En cuanto al precio, quizás es ligeramente superior al precio de los otros materiales, pero está justificado. Su gran durabilidad y resistencia a las condiciones climáticas adversas compensa la inversión inicial. Es una apuesta que tiene buenos resultados. Los primeros permiten ahorrar energía térmica.

Una vez dejado claro que el aluminio es el mejor material, la siguiente reflexión es qué tipo de persianas nos conviene. Con este material hay dos tipos de opciones sobre la mesa: las persianas automáticas y las manuales. Dependiendo de los gustos y del presupuesto nos decantamos por una opción o por otra. También dependerá de ello la instalación, que siempre es recomendable que la haga un profesional si no somos expertos.

Persianas manuales o automáticas, uno de los dilemas a la hora de decidir

Las persianas manuales no se descubrirán ahora. Subir y bajar la persiana al tirar o dejar una cinta que se enrolla a una polea. Incluso se puede determinar en alguna ocasión el ángulo para decidir cuánta luz entra en el hogar. Esta instalación pide algo de espacio pues la cinta de la persiana se suele ubicar en la parte superior y al lado de la ventana.

En cuanto a las persianas automáticas, es un sistema mucho más cómodo que el anterior. Solamente con activar un mando a distancia la persiana subirá o bajará, sin tener la necesidad de hacer uso de la cinta manual. Hay un pequeño motor eléctrico insertado en el cajón. En función del tamaño y del peso de la persiana, se requerirá más o menos potencia.

A modo de curiosidad, hay dos tipos de mandos si se tiene en mente instalar las automáticas. Primero, la más habitual: los interruptores de tres posiciones, que permiten subir, bajar y parar la persiana. Y segundo, los interruptores de dos posiciones, que solamente permiten subir o bajar la persiana. Actualmente, estos mandos son inalámbricos y no se encuentran pegados a la ventana. Incluso se pueden activar mediante una aplicación móvil.

Si la persiana de tu casa está empezando a quedar anticuada y te estás planteando instalar una persiana de aluminio, hay varias opciones en cuanto a prestaciones y comodidad. Primero, se debe analizar aquello que necesitas, qué se puede instalar y luego decidir en función del gusto.

deja un comentario

Aquí los datos de tus comentarios están seguros. porque cumplo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y te dejo esta información que debes saber:

*Responsable: Ana Jacinto Oval |

*Finalidad: Para poder contestarte al mensaje que me envíes con este formulario de comentarios |

*Legitimación: Tu consentimiento |

*Destinatarios: Tus datos se guardarán en Doominio, mi proveedor de email y hosting, que también cumple con el RGPD |

*Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, portabilidad o supresión en contacto@muerodeamorporladeco.com |